cristiana@palermostreetfood.com 
+39 334 969 1082

Soy Cristiana! Mis estudios en lengua y literatura moderna de Oriente y Occidente en la facultad de Palermo. Guía de Turismo de Sicilia en italiano, español y francés . Siempre he estado enamorada y soy una entusiasta de mi Región y de todo lo que me envuelve.

Tanti en mi trabajo como en mi vida todo es curisoidad y pasión, una mezcla de lenguas extranjeras para un anàlisis historico y cultural en continua transformación. Principios fundamentales en esta profesión son la disponibilidad, la empatía y la claridad respecto a las exigencias del turista, todo para crear un recuerdo inolvidable. La pasión por nuestra “Tierra” tendria que ser algo esencial por los que quieren ser guía. Nuestra Tierra, nuestra Región adorada y odiada al mismo tiempo, intriga a todos los que quiere conocer y descubrir las curiosidades de Sicilia. Palermo, capital de Sicilia es una ciudad rica en símbolos, monumentos, decoración arquitectura, calles y tradiciones populares.

En Sicilia, también en Palermo, la comida tiene una función importante: interesante y apasionada, la “comida callejera”, es, en efecto, uno de los símbolos de Sicilia. Hablar de gastronomía y de cocina siciliana es hablar de los olores, sabores y colores que inundan la isla; la realidad siciliana que fusiona pescado, carnes así como dulces y helados. Sicilia, Palermo, los ricos mosaicos de las iglesias árabe – normandas se mezclan con las balate de los mercados que hoy en día viven en la tradición. Ostentosa, enérgica y vital, Palermo provoca una fuerte reacción en proprios y extraños. Pasear para conocer, pasear para degustar, pasear por todos, grandes y pequeños.

Esta es Palermo, esta es Sicilia. Los colores rosa y negro se combinan con los colores amarillo, dorado y rojo de nuestra bandera, el humo del stigghiolaro encanta al que piensa que Palermo es “sólo” arte. Conocer Palermo, conocer Sicilia, es descubrir las costumbres de los sicilianos, sus tradiciones y su maneras de vivir, así el dialecto y la gestualidad. Cada rincón puede ser un nuevo descubrimiento para el gusto ... y no sólo eso, también para los ojos.

 

 

Nombre? *
Nombre?